El propósito de la cuarta dimensión Vs. el propósito de la existencia Humana


Lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía. Hebreos 11.3

A lo largo del desarrollo de la existencia humana y del tiempo, hemos pasado por cuatro tipos de sangre;  O, A, B y AB, cuatro tipos de razas; Raza negra, Roja, Amarilla y Blanca, de la misma manera cuatro elementos; la Tierra, el Agua, el fuego y el aire y cuatro tres dimensiones.

Considerar el tema de la cuarta dimensión es quizá un tabú aun en estos tiempos, sin embargo lo podemos ver de varias maneras: Una podría ser la cuarta dimensión matemáticamente; dos: de forma esotérica, tres: la forma en que lo plantea la religión  y cuarto filosóficamente. Lo relevante a considerar es que siguen siendo teorías;  las cuales se refutan y se ayudan para encontrar un mayor propósito a la existencia humana donde las cuatro razas, los cuatro tipos de sangre, y el desarrollo de los cuatro elementos se unificaran en estos tiempos,  para hacer que el pensamiento del hombre viajen en cuarta dimensión. Hace 2000 años el maestro Jesús le llamo a estos tiempos el hijo del hombre, el hombre de los nuevos tiempos, e l cual surgirá de la unificación de las cuatro razas, de los cuatro tipos de sangre y los cuatro elementos.

La ciencia o las matemáticas nos plantean que las tres primeras dimensiones son espaciales y que la cuarta es temporal; para empezar a comprenderlo esotéricamente debemos adentrarnos en como se forma la geometría que da origen a los doce vórtices de energía o Chakras que formas las diferentes cuerpos del ser humano, de esta manera podríamos decir que existen doce dimensiones.

Esotéricamente hablando los cuatros Chakras o vórtices de luz, que también los tiene en planeta  son regidos por los cuatro elementos, y dela misma manera el desarrollo de las cuatro razas y los cuatro tipos de sangre a lo largo de la evolución.

Este taller tiene como propósito explicar el origen de la luz en el ser humano y como esta viaja dentro del mismo formando espacios de tiempo en el pensamiento así como  formando las doce dimensiones y características en la forma de sentir, pensar y actuar y como el desarrollo de las características de los cuatro elementos y demás dan origen a un tipo de frecuencia de luz en el plantea  que se llamado la cuarta dimensión. .

Se planteara el propósito que trae consigo estos tiempos y su relación con el propósito del ser humano, entendiendo como base que lo único que no cambia es la ley del cambio, de la misma manera la injerencia que tiene el desarrollo de esta cuarta dimensión en el planeta tierra, un planeta escuela para la evolución humana, y su relación con el desarrollo de la vida y de la conciencia del ser humano; donde se debe lograr el desarrollo del propósito del cuarto vórtice o chacra tanto del planeta como de todas las almas que vivamos en él, para ello se debe comprender la geometría de sus doce pétalos, sus dos triángulos, y su relación con los doce portales o arquetipos del alma,  un vórtice que nos llevara de sentir todo lo que hagamos, dejaremos la razón atrás para adéntranos a sentir y hurgar en los más profundo de nuestros corazones y de nuestros pulmones, todo recuerdo o información que habite en nuestra alma a través de procesos de toma de conciencia acelerada para dejar de basar el propósito de la vida en querer tener algo, este vórtice y los tiempos que nos harán vivir de forma consiente el desarrollo de las tres dimensiones anteriores, primero solo sobrevivir, o tener una casa o tener para comer, segundo disfrutar de nuestras emociones y placeres del alma, tercera ser capaz de tener y de controlar tanto en lo físico como en lo emocional. Este ha sido el mecanismo de evolución en los tiempos anteriores y nos encontramos ahora con un nuevo tiempo donde todo esto queda atrás para a través de las mismas experiencias entender el verdadero propósito de la vida.

Shi Fu Triana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =