Tantra: 8 etapas del amor, 8 virtudes del espíritu, 8 meridianos

Por Shi Fu. Dr. Triana
El Amor en esencia es la fuerza del espíritu y en toda historia de amor se esconde el cortejo de una Diosa y de un Dios.

Para vivir esta historia de amor como humanos acorde a los designios del cielo, se requiere de conocer y poner en consciencia las ocho etapas del amor, comprendiendo la aplicación de estos designios en los ocho ámbitos de la vida; de la misma manera, cómo estas etapas, son regidas o guiadas por las ocho virtudes del espíritu.

Para ello, la divina providencia o la mente de sabiduría universal nos brinda, los ámbitos de la vida u  ocho oportunidades básicas, estas, son experiencias, con las cuales podremos poco a poco vivir y trascender los ocho ciclos del yo (espíritu) o de la vida y de esta manera ir desarrollado las  virtudes que rigen el amor.

Para ello, en un comienzo, una de las experiencias u oportunidades más bellas es la de caminar en  pareja, es a través de esta,  que se da  inicio al verdadero trabajo del amor, sin embargo  podría ser el ámbito del trabajo o de los amigos, etc; es a través de la pareja que iniciamos este viaje para descubrir y descubrirnos a sí mismos en este viaje llamado Amor.

La primera etapa va a ser la atracción, una vez vivida y experimentada a través de encantamiento y asombro, surgirá el enamoramiento, el cual es, ese estado que nos lleva a despertar las mayores sensaciones y sutileza del espíritu, es cuando la esencia del espíritu se sublima a través de las sensaciones que otra alma nos hace sentir y que la razón no nos permite descubrir, una vez vivido el enamoramiento vendrá la tercera etapa la cual es la comunión, es allí donde se da inicio a comulgar los deseos con la otra alma aprendiendo a  compartir y aceptar los deseos de la otra, e iniciar el verdadero viaje de la realización en pareja  a través de las ocho etapas del amor.
Casi siempre esta etapa, viene acompañado de matrimonio, el cual es el momento donde se pone a prueba las ocho virtudes del espíritu para aceptar el ego y los deseos de las cinco almas, unificándolos hacia una conquista que se llama amor… si las ocho virtudes en estas dos almas unidas, no pueden regir los deseos de las dos almas, entonces allí, el amor encontrara otra experiencia, otro camino a través de la separación, para seguir el proceso evolutivo del mismo.

Para lograrlo se requiere de conocer las ocho virtudes o manifestaciones celestes que codifican y dan origen al espíritu, cuando las vicisitudes de una relación de pareja o cualquier ámbito de la vida no son guiadas por estas, el resultado será el dolor y el sufrimiento. La mayoría de las veces por la falta de aplicación de estas virtudes desencadenamos más Karma o experiencias que a lo largo de esta vida o en la próxima encarnación debemos arreglar, y siempre con la misma alma que se desencadenó la experiencia.

Dentro de estas experiencias una de las más sublimes es la del Tan Tra como mecanismo para sublimar y purificar el alma, donde la esencia de un yo (Espíritu)  es compartido con la de otro. Es a través de esta, del dar y recibir, donde se puede cultivar la ternura, belleza, sutileza, generosidad, compasión y con ello una de las mayores oportunidades del alma para descubrir al lado de la otra  la sustancia más sutil que guía al espíritu. ” La esencia”

Una fuerza, una técnica para despertar y transcender la consciencia, la fuerza de la libertad, una búsqueda mística a través de tu pareja, aprendiendo a captar el presente a través del placer y  las sensaciones,  desarrollando nuestra capacidad espiritual a través de la circulación y combinación de la esencia y la luz, cultivando las posturas y los la circulación de la luz por los ocho meridianos del espíritu, rescatando el gozo, disfrutando nuestra humanidad y el paso de nuestra alma por la tierra, aprendiendo a sentir y actuar desde la conciencia, elevándonos y saliéndonos de la rutina, respetando la propia individualidad, aumentando nuestra atmósfera espiritual y disfrutando la existencia, ante un océano de dicha y un universo de consciencia, cultivando a través del otro y para el otro las promesas de cada corazón, y de esta manera atravesar los tres caminos básicos del amor, el camino de los ingenuos que creen que el amor es ciego y solo miran el mundo bajo el prisma del otro, generando dependencia, celos, discusión y posesión; el camino de las abejas, los que experimentan lo mejor de cada flor de cada experiencia para fabricar el néctar del amor; el camino de los Dioses los cuales son los que permanecen juntos con una persona, solo si se cultiva el amor con las virtudes del espíritu se podrá entrar en un cuarto camino el camino de los Dioses que se aman conscientemente y los amantes consientes se vuelven Dioses , comprendiendo que no nacimos para cumplir reglas sino para atravesar puentes, caminando al lado de alguien que pueda ayudarnos a enrutar nuestro vuelo hacia la última etapa del amor llamada la libertad…

Deseo que las fuerza de Dios descienda sobre sus voluntades.

Te invitamos a participar e inscribirte en este maravilloso Seminario Taller Tan Tra y las 8 etapas del amor.

 

Tus opiniones son muy importantes para nosotros, te invitamos a comentar abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =